10 jun. 2009

Solo 30 o 40 años atrás...

Estoy seguro que muchos hemos ya leído este correo en nuestro inbox en algun momento:

Si viviste de niño en los 50, 60, los 70 o principio de los 80... ¿Cómo hiciste para sobrevivir?
1.- De niños andábamos en autos que no tenían cinturones de seguridad, ni bolsas de aire.
2.- Ir en la parte de atrás de una camioneta era un paseo especial y todavía lo recordamos.
3.- Nuestras cunas estaban pintadas con brillantes colores de pintura a base de plomo.
4.- No teníamos tapas con seguro contra niños en las botellas de medicina, gabinetes, puertas.

5.- Cuando montábamos bicicleta no usábamos casco.
6.- Tomábamos agua de la manguera del jardín y no de una botella de agua mineral.
7.- Gastábamos horas y horas construyendonos carritos de chatarra y los que tenían la fortuna de tener calles inclinadas los echaban a andar ladera abajo y en la mitad se acordaban que no tenían frenos . Después de varios choques con los matorrales aprendimos a resolver el problema. Sí, nosotros chocábamos con matorrales, no con autos!
8.- Salíamos a jugar con la única condición de regresar antes del anochecer.
9.- El colegio duraba hasta el mediodía, llegábamos a casa a almorzar. No teníamos celular... así que nadie podía ubicarnos. Impensable.
10.- Nos cortábamos, nos rompíamos un hueso, perdíamos un diente, pero nunca hubo una demanda por estos accidentes. Nadie tenía la culpa sino nosotros mismos.
11.- Comíamos bizcochitos, pan con mantequilla, tomábamos bebidas con azúcar y nunca teníamos exceso de peso porque siempre estábamos afuera jugando.
12.- Compartíamos una bebida entre cuatro... tomando de la misma botella y nadie se moría por esto.
13.- No teníamos Playstations, Nintendo 64, X-Box, GameBoy, 150 canales de televisión en cable, videograbadoras, sonido surround, celulares personales, computadoras , chatrooms en Internet ... Sino que TENÍAMOS AMIGOS.
14.- Salíamos, nos subíamos en la bicicleta o caminábamos hasta la casa del amigo, tocábamos el timbre o sencillamente entrábamos sin tocar y allí estaba y salíamos a jugar. ¡Ahí, afuera!, ¡En el mundo cruel ¡Sin un guardián! ¿Cómo hacíamos?.

15.- Hacíamos juegos con palitos y pelotas de tenis en algún equipo que se formaba para jugar un partido; no todos llegaban a ser elegidos y no pasaba ningún desencanto llevado a trauma.
16.- Algunos estudiantes no eran tan brillantes como otros y cuando perdían un año lo repetían. Nadie iba al psicólogo, al psicopedagogo, nadie tenía dislexia ni problemas de atención ni hiperactividad, simplemente repetía y tenía una segunda oportunidad.


Teníamos libertad, fracasos, éxitos, responsabilidades... y aprendimos a manejarlos. La gran pregunta es ¿como hicimos para sobrevivir? y sobre todo para ser las grandes personas que somos ahora . ¿Eres tú uno de esa generación? Si lo eres, entonces envía este mensaje a tus conocidos de tu misma generación o a gente más joven para que sepa como éramos antes. Seguro dirán que éramos unos aburridos pero..... ¡FUIMOS UNOS NIÑITOS SUPER FELICES! VERDAD?


Bueno, pues hoy lo recibí como por decimoséptima vez en los ultimos 5 años, y por la persona que me lo envió, no pude dejar de escribirle con una profunda esperanza: que ella también pueda tornar sus ojos a Cristo en algún momento de su vida. Le contesté con el siguiente párrafo, que ahora comparto contigo como una manera de pedirte perdón por haberme ausentado tanto tiempo... if you were following me on twitter you should have noticed too... la Portabilidad Numérica va a acabar con mi paz...

"Sí que lo eramos...! Nos pasabamos horas muertas jugando "cepillo" y lo peor que podía suceder era que pasáramos frente a la Volkswagen de la Kennedy... ahi mismo se acababa el juego..! je je je

Le sobrecoge a uno una especie de nostalgia al leer este tipo de cosas, pero la verdad es que esto tiene un solo nombre: el pecado. El pecado en el hombre se ha incrementado exponencialmente, de manera que no podemos confiar aún en nosotros mismos. La codicia, esa misma que ya no supo cómo lidiar con el sistema consumista en Estados Unidos y nos tiene de cabeza en un abismo financiero, aportó su gran cuota en toda la trama.

La Biblia dice que en los dias postreros (finales) "los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. (2Tim 3:13)". Es por esto que hoy se dificulta confiar en la gente, en cualquier persona, y a veces hasta juzgamos al otro por nuestra propia condición... Por esta causa (la falta de confianza y el pecado del hombre) se incrementaron las reservas legales en los derechos de cada individuo, de manera que hoy cualquiera puede someterme a la justicia al verme aplicarle una disciplina a mi hijo, por ejemplo... claro, que hay que ver que por ese mismo pecado tenemos padres que violentan a sus hijos en todos los aspectos (físicamente, sexualmente, psicologicamente...), o sea, que las aristas son demasiadas para concluir de manera simplista con una sola frase. Pero si quisieramos hacerlo, el común denominador detrás de la conclusión sería: el pecado.

La naturaleza forma - El pecado deforma - La moral reforma - pero solo Cristo TRANSFORMA

Un abrazo."

Copyright
© Por Santiago Peralta.
http://www.eseperalta.blogspot.com. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro y sin alterar su contenido. No es necesario mencionar el autor o la fuente.