3 ene. 2012

Feliz 2012




Les deseamos (aunque sin conocerles) a todos (como si fueran tantos...) los lectores de este humilde blog (aunque lo de humilde esta bajo cuestionamiento porque se ha dicho que todo aquel que tiene y mantiene un blog es un egocéntrico socabado... ojalá no sea mi caso...) un año 2012 (que es bisiesto, por lo que será mas largo de lo normal) repleto de bendiciones (las cuales no son solo las que traen beneficios materiales o emocionales a nuestras vidas, sino que algunas vendrán disfrazadas de adversidades; asi que cuidado con catalogarlas erroneamente...) y contentamiento (del que necesitaremos continuamente para dar la mejor cara a los desafíos de este tiempo, sobre todo en un año donde se conjugan el circo electoral y augurios apocalípticos infundados que pueden dejarnos con los anaqueles del super vacíos como si viniera un huracán...) ante las situaciones que Dios (El Todopoderoso), en Su soberanía (sin comentarios... porque, ¿quien en su sano juicio podría comentarla sin caer en un ridículo simplismo?, ya que entre la más excelsa definición de la soberanía de Dios por parte del hombre y las profundidades de sus designios hay una diferencia abismalmente infinita), permita en nuestras vidas (que no es "provoque en nuestras vidas", porque Dios no es un ogro tirano que cual titiritero universal te rompe una pierna cuando te portas mal, sino que aquella referida Soberanía se manifiesta en los momentos en que estamos cosechando lo que sembramos, pues El no puede ser burlado: de todo lo que sembremos habremos de segar...).

Nota: te puedes limitar a leer las letras en azul e igual estará bien.


Gracia y Paz.